Noticias

casa calculadora

Gastos al vender una casa

Gastos al vender una casa

Una de las cosas más olvidadas y muy importante a la hora de vender una casa son los gastos que debes afrontar como vendedor. Mucha gente no los calcula y luego se lleva una sorpresa nada agradable pues el dinero obtenido por la venta se ve disminuido en gran parte por estos gastos con los que no se contaba.

casa calculadora

Los tres grandes gastos que han de pagar los vendedores de un inmueble de vivienda habitual son:

Plusvalía de Hacienda (IRPF)

Plusvalía Municipal (Ayuntamiento de la comunidad correspondiente)

Cancelación de hipoteca si se tuviera

Gastos de notaría

 

IRPF

Los propietarios que vendan un bien inmueble están sujetos a tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas si residen en España. En caso de ser no residentes en el territorio español, estarán sujetos al Impuesto sobre la Renta de no Residentes.

Existe una exención a este pago que la ley otorga al contribuyente vendedor de su vivienda habitual en el caso de que reinvierta la ganancia obtenida o parte de ella en la adquisición de otro inmueble que tiene que declararse como vivienda habitual y en ningún caso como segunda residencia.

Resultado de imagen de imagenes de irpf

 

Esta exención solo se aplica sobre la parte de la ganancia que se destina a comprar otra casa. La que no se utiliza sí debe tributar.

Es decir, el importe que debe reinvertirse es el importe de la transmisión, el precio obtenido, no el importe de la ganancia. Además, la reinversión del importe obtenido en la transmisión debe efectuarse de una sola vez o sucesivamente en un plazo no superior a dos años.

Es importante recalcar que  es necesario expresar en la declaración que se tiene la intención de acogerse al beneficio fiscal por reinversión. Tanto si se reinvierte la ganancia como si no, hay que declararlo. También se exime de tributación a los mayores de 65 años o a las personas en situación de dependencia.

 

Plusvalía municipal

Este impuesto es uno de los más olvidados y el que más sorpresas te puede llegar a dar. Siempre que haya una transacción de venta de una vivienda en España este impuesto estará presente y en muchos casos el vendedor se entera de dicho impuesto cuando está firmando en el notario.

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTU) se paga al ayuntamiento que corresponda, es decir, donde está ubicada la vivienda.

Normalmente este imp0uesto es pagado por el vendedor aunque existen ayuntamientos como el de Palma de Mallorca que acepta a que lo apgue el comprador si se ha pactado antes por ambas partes.

Este impuesto se calcula sobre el valor catastral de la vivienda y el número de años que se ha tenido en propiedad.
Unos de los grandes problemas es que este valor catastral que se ha revisa anualmente en los últimos años se ha hecho al alza por lo que ha hecho que el impuesto se incremente exponencialmente.

Resultado de imagen de plusvalía municipal

Su cálculo depende de cada ayuntamiento, que se rige por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, y se está exigiendo tanto si se han generado beneficios con la venta como pérdidas. No obstante, se puede evitar el pago cuando la operación ha dado como resultado minusvalías. Los abogados recomiendan pagar el impuesto y luego reclamar su devolución. El periodo para liquidarlo en el ayuntamiento es de 30 días hábiles posteriores a la firma de la compraventa.

El valor de adquisición se determina mediante la suma de tres conceptos y la resta de un cuarto:

  1. + Importe real de la adquisición.
  2. + Coste de inversiones y mejoras.
  3. + Gastos y tributos accesorios.
  4. – Amortizaciones.

 

Gastos de notario y registro

Muchas veces el vendedor en el momento de vender su casa sigue pagando una hipoteca, el comprador adquiere la casa libre de cargas, por lo que hay dos opciones, cancelar anticipadamente el préstamo o subrogar la hipoteca, es decir, que el nuevo propietario asuma dicha deuda, con lo que exigirá una rebaja en el precio. Ambas opciones conllevan una serie de comisiones que pueden superar, por ley, el 0,5% del capital de la hipoteca.

Pero además de la cancelación económica, también se debe proceder a la cancelación registral de la deuda. El coste varía en función del dinero que pedimos prestado en su momento al banco, por lo que puede llegar a ser bastante abultado, entre 300 y 1.000 euros.

Normalmente la gestoría que se contrate se encarga de cancelar registralmente la hipoteca y suele ser la misma que registra la hipoteca del nuevo propietario, por eso se suele pedir una  provisión de fondos que suele rondar los 1.000 euros, para que no te pille de sorpresa.

Resultado de imagen de gastos notario

Los gastos de la escritura de compraventa corren a cuenta del comprador.

Para que la vivienda esté libre de cargas, quien vende debe estar al día de los pagos de comunidad, derramas, IBI, tasa de basuras, etc., que debe pagar quien sea el propietario de la vivienda a fecha 1 de enero.

Otro dato importante a tener en cuenta es el certificado de eficiencia energética, obligatorio desde el 1 de junio de 2013 para toda vivienda o edificio que se venda o alquile.

Cuando vendes una casa con RE/MAX Calidade te aseguramos que toda esta información no te sorprenderá pues te informaremos de todos los pasos y trámites que debes hacer para que la compraventa vaya sobre ruedas. Además contamos con un servicio de Arbitraje Notarial que cubrirá tanto a la parte vendedora como a la parte compradora.

Contáctanos y te ayudaremos y asesoraremos en todo lo que necesites para el proceso de venta de tu casa.

Escríbenos un email